Hallazgos de la represión ilegal

Vestigios del horror

14/12/2008
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
-A +A

El Equipo Argentino de Antropología Forense identificó restos óseos de desaparecidos en el Pozo de Arana. Es la primera vez que se encuentran fosas comunes en un centro clandestino de detención.

 

“Las cremaciones son la prueba material que refuerza los cientos de testimonios que contaban haber visto u oído fusilamientos y haber sentido el olor a goma quemada en el campo de concentración donde estaban los secuestrados”. De ese modo se refirió al hallazgo de restos óseos en Arana, Daniel Bustamante, miembro del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

 

Alrededor de 10 mil restos óseos cremados fueron identificados por los antropólogos forenses argentinos en el Centro Clandestino de Detención conocido como “Pozo de Arana”, en la ciudad de La Plata. El trabajo forense se realizó en Arana entre febrero y septiembre de este año.

 

Las cremaciones se identificaron en al menos cuatro de quince fosas comunes, dentro del predio donde funcionó y funciona el Destacamento Policial de Arana.

 

Por ese centro de detención circularon más de 1500 detenidos desaparecidos, según cálculos de los distintos organismos de derechos humanos en Argentina. Entre los casos más reconocidos, en el “Pozo” estuvo secuestrado el testigo dos veces desaparecido, Jorge Julio López.

 

También estuvieron retenidos ilegalmente en ese sitio, un grupo de adolescentes apresados en el episodio conocido como La Noche de los Lápices, una violenta razzia ocurrida en La Plata el 16 de septiembre de 1976.

 

El Pozo de Arana era un lugar “de paso”, donde los secuestrados permanecían algunos días o semanas, recibían torturas con picana eléctrica y luego eran trasladados a otro centro de detención o, como lo comprobó el EAAF, eran fusilados allí mismo.

 

Esos crímenes fueron relatados por los testigos, víctimas y sobrevivientes, que declararon en los distintos juicios que se llevan en Argentina para condenar a los genocidas.

 

Un muro de ladrillo, detrás de la construcción donde funciona el destacamento policial de Arana, tiene marcas rojas que indican huecos, “orificios de perforaciones con restos de balas”, según los especialistas. Contra esa pared el personal policial y militar disparó una y otra vez. Fusiló. Y detrás de esa pared, enterraron por lo menos a dos personas.

 

Las cenizas son muchas, “la posibilidad de identificación de los restos óseos es relativamente escasa”, según explicó Daniel Bustamante. “El nivel de cremación fue muy alto” y la técnica bastante eficaz: los genocidas enterraron a sus víctimas en capas. Cuerpos, goma de neumático, sedimento, cuerpo, goma, sedimento.

 

Según la investigación, cada fosa tiene entre 40 y 60 centímetros de profundidad. “No necesitaban más. No tenían miedo ni les importaba trabajar mucho más en esconderlo, porque trabajaban con absoluta impunidad”, aseguró Nilda Eloy, ex detenida desaparecida. “Y, a más profundidad, el fuego puede apagarse”, acota el especialista forense en un diálogo que ambos mantuvieron con APM.

 

Con los 10 mil restos óseos, el EAAF trabajará durante 2009 para poder intentar determinar su identidad a partir de análisis del código de ADN. “En la actualidad, los restos están en la etapa de laboratorio para estudiarlos antes de la destrucción de las pruebas, cuestión necesaria para determinar el código genético”, aclaró Luis Fondebrider, presidente del EAAF, durante la rueda de prensa realizada el pasado martes 9 de diciembre en la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires.

 

En esa conferencia se presentó el informe del EAFF. Este acto causó revuelo entre los familiares y compañeros de las víctimas de la última dictadura militar argentina (1976-1983), así como entre diversos organismos de derechos humanos, como el colectivo querellante Justicia Ya.

 

Es que el anuncio ante de prensa se realizó al unísono con el hallazgo de los restos. Esta cuestión sorprendió por igual tanto a los especialistas forenses como a los familiares y a las agrupaciones de derechos humanos que supieron, a la par que la opinión pública, que se presentarían los resultados.

 

El rumor y la escasa información suministrada por la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, generó suspicacias respecto a la posibilidad de que se supiera la identidad de los restos. Por esto, desde el jueves 4 de diciembre –día en que se anunció la conferencia-, los familiares llamaban preguntando si entre los restos hallados estaban sus seres queridos.

 

Consultados por APM, los antropólogos del EAAF aclararon que ellos entregaron a la mencionada Secretaría, el informe completo del reconocimiento de las cremaciones y los fusilamientos. Eso ocurrió el 2 de octubre de este año. Durante dos meses, la Secretaría no avisó que tenía en su poder esa información.

 

Fue un shock, fue sorpresivo para los especialistas y para los allegados a las víctimas de la dictadura. El EAAF explicó que ellos querían hablar personalmente con los familiares de los desaparecidos, para “bajar las expectativas” en cuanto a un eventual reconocimiento de los restos.

 

Por esta situación, los antropólogos destacaron que la importancia de este hallazgo es que “refuerza los valiosos testimonios” recogidos anteriormente.

 

Ya nadie puede dudar de que en los centros clandestinos de detención, se fusilaron a los secuestrados desaparecidos y se quemaron sus restos.

 

Se trata de la primera vez que se encuentran restos óseos en fosas comunes dentro de un centro de detención. Con anterioridad se habían identificado cuerpos en tumbas NN de distintos cementerios, así como en las orillas de la costa bonaerense. Cuerpos que devolvieron el río y el mar, escapando a la impunidad de los vuelos de la muerte.

 

Las huellas del horror siguen allí, intentando escapar a la impunidad que los genocidas pretendieron. La justicia tiene los elementos suficientes para que los responsables no puedan escaparle al castigo.

 

Fuente: Agencia Periodística del MERCOSUR (APM), Facultad de Periodismo y Comunicación Social, Universidad Nacional de la Plata,  Argentina. 

http://www.prensamercosur.com.ar

https://mail.alainet.org/es/active/28070
Donaciones
dossier-guerra.jpg
0001.jpg
alem554.jpg
alem553.jpg
photo_2021-05-17_11-30-23.jpg
portada552.jpg
dossier_poscovid_2.jpg
p-alai551.jpg
1
2
3
4
5
6
7
8
previous siguiente

Clasificado en

Suscribirse a America Latina en Movimiento - RSS