Declaración a la UNGASS del Caucus de ONGs sobre Mujeres y Medios de Comunicación

La Comunicación es vital para la potenciación de las mujeres

12/06/2000
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
-A +A
Vivimos una vertiginosa revolución en el campo de la comunicación a escala global. Mucho ha cambiado en los cinco años desde que se aprobó la Plataforma de Acción de Beijing. Estos cambios tienen un enorme potencial, sea positivo o negativo, para empujar o impedir un orden más justo y equitativo de relaciones entre los géneros. Dependiendo de cómo se orienten, estos cambios podrían constituir un factor clave para la potenciación de las mujeres, pero también podrían profundizar de manera irreconciliable la brecha entre quienes son potenciado/as por la tecnología digital, y la multitud de mujeres y otros grupos marginados que se encuentran desprovisto/as de tales ventajas. La comunicación es fundamental para lograr los objetivos de la Plataforma de Acción. ?Cómo pueden las mujeres mejorar el desarrollo de sus comunidades o desempeñarse eficazmente en los asuntos públicos, si no cuentan con el acceso a fuentes pluralistas de información, a los medios de expresión pública y a compartir conocimientos? ?Cómo pueden las mujeres trabajar por un nuevo orden geopolítico gobernado por normas de paz y respeto mutuo, sin tener canales de comunicación para el diálogo y el intercambio de información? No obstante, la industria de la comunicación -el sector de la economía con más alto crecimiento- se concentra cada vez más en los monopolios nacionales y transnacionales, cuyo objetivo primodial es la ganancia. La información se está convirtiendo en mercancía y su función como servicio público desde los medios de comunicación está desapareciendo. Las mujeres son presentadas desde los medios masivos de comunicación de forma selectiva y estereotipada, al tiempo que la gran mayoría de esta población permanece invisible, así como sus puntos de vistas, necesidades y realidades. Entre tanto, las políticas y regulaciones internacionales sobre comunicación están concentradas en instancias como la Organización Mundial del Comercio y la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que están dominadas por intereses del mundo de negocios. El acceso de las mujeres a los medios de comunicación tiene poco peso en sus decisiones. El Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos especifica que todo individuo tiene derecho de "investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión". Ello implica que es esencial que las mujeres y los grupos marginados puedan tener acceso a todos los medios de comunicación y de expresión pública, incluyendo los medios masivos; el acceso no comercial al espectro radioeléctrico y a las tecnologías de comunicación; y tener voz en la orientación del desarrollo tecnológico. A fin de garantizar a las mujeres su derecho fundamental a la comunicación, la sociedad civil debe exigir que los medios de comunicación rindan cuentas de su actuación. La participación plena, con paridad de género, de la sociedad civil en las instancias de regulación de los medios masivos, debe ser garantizado. Es urgente elaborar códigos de ética que respeten las normas vitales del pluralismo, los derechos humanos y el equilibrio entre géneros. Tanto la incorporación de la perspectiva de género en todos los programas e informaciones que difundan los medios, son necesarios para crear un ambiente que favorezca la igualdad de las mujeres en profesiones mediáticas. Cualquier revisión seria del capítulo J (Mujeres y Medios de Difusión) de la Plataforma de Acción de Beijing, debe tener en cuenta el escenario emergente a escala global, regional, nacional y local. Debe reconocer la debilidad estratégica del Capítulo J, que no expresó las limitaciones e impedimentos estructurales que encaran las mujeres y otros grupos marginados a raíz de la comercialización y globalización de los medios y el declive en el acceso a los medios de radio y teledifusión públicos en las sociedades con tradiciones democráticas y pluralistas. No sólo la revisión Beijing Más Cinco ha fracasado en levantar este desafío, sino que el Documento de Resultados apenas hace referencia al tema de los medios y la comunicación. Hacemos un llamado a las Naciones Unidas para que cree las condiciones para un debate amplio e inclusivo sobre el temas de la comunicación y sus implicaciones para la democracia y la justicia social. También proponemos la realización de una Conferencia Mundial de la Comunicación donde se cuente con una representación de un 50% de mujeres, en la cual ellas y otros ciudadanos marginados, puedan estar en igualdad con los gobiernos y el sector privado, con el propósito de hacer un aporte fundamental a la igualdad entre géneros, el desarrollo y la paz. Para suscribir la declaración La Comunicación es vital para la potenciación de las mujeres
https://mail.alainet.org/es/articulo/104722
Donaciones
dossier-guerra.jpg
0001.jpg
alem554.jpg
alem553.jpg
photo_2021-05-17_11-30-23.jpg
portada552.jpg
dossier_poscovid_2.jpg
p-alai551.jpg
1
2
3
4
5
6
7
8
previous siguiente

Comunicación, Mujeres

Suscribirse a America Latina en Movimiento - RSS