Dos películas de América latina se alzan en la cúspide Suiza

26/03/2001
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
-A +A
Friburgo, Suiza

La cinematografía latinoamericana volvió a marcar su impronta en la XXI edición del Festival Internacional de Films (FIFF) en la ciudad suiza de Friburgo que cerró sus puertas el pasado domingo 25 de marzo. Las dos únicas películas de ese continente en competición se alzaron con tres de los principales premios.

"A casa de Alice" (La casa de Alicia) del cineasta brasilero Chico Texeira obtuvo el principal galardón, "La mirada de oro", dotado de 25 mil dólares estadounidenses. Así como el premio E-CHANGER, otorgado por el jurado de jóvenes.

En tanto la cinta argentina "El Otro", del joven realizador Ariel Rotter, se alzó con el premio del público al tiempo que recogió una mención especial de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (FIPRESCI).

LAS PRESEAS

El cine africano, con tres filmes en competición, despertando de un relativo letargo, fue el otro actor destacado de la muestra friburguesa.

El jurado internacional otorgó su segundo premio a "Roma wa la n\'touma" ("Roma, más que vosotros"), una co-producción argelina-francesa-alemana de Tariq Teguia.

En tanto el documental "Le cercle des noyés" (El Círculo de los ahogados), que trata sobre los presos políticos de la cárcel de Oualada en Mauritania - Africa del oeste- obtuvo tres premios: el del Jurado Ecuménico, el de la FIPRESCI, así como el "Don Quijote", concedido por la Federación Internacional de Cines Clubes (FICC).

"Junun" ("Demencias"), una producción tunecina que trata sobre la psicosis profunda que golpea a toda una familia, recibió dos menciones especiales de parte del Jurado del Público y del Jurado Ecuménico.

De las ocho obras asiáticas presentes en el concurso fueron recompensadas "Love Conquers All" ("El amor siempre triunfa") con el Premio Oikocredt; la película chino-británica "Jin tian de yu zen me yang?" (¿Cómo va tu pez hoy?") y la japonesa "Ichijiku no kao" ("Imágenes de un árbol de higos") que recibió una mención especial del Jurado de Jóvenes E-CHANGER.

Por su parte "Sang Sattawat" (Síndromes y un siglo), de Tailandia, Francia y Austria, fue reconocida por el Jurado Internacional con otra mención.

GRAN PREMIO A UN PRIMER LARGOMETRAJE

Patrick Leblanc, productor francés de "La casa de Alice" reaccionó con "enorme alegría y emoción" ante el anuncio de la obtención del premio mayor.

Leblanc, que vive desde hace quince años en Brasil, llegó a Friburgo en representación de Chico Texeira quien se encuentra en Guadalajara, México, participando en otro concurso internacional.

"Un premio maravilloso para este primer largometraje de Chico", explicó Leblanc. "Hicimos una larga preparación de meses, una rápida filmación de seis semanas -contando en su mayoría con actores no profesionales- , para lo cual contamos con un presupuesto cercano a un millón de dólares norteamericanos".

El film relata la vida de Alice, una manicura de San Pablo, que vive con su marido, sus tres hijos y su madre en un pequeño departamento de esa ciudad brasilera. La original producción permite al espectador ingresar, junto con la cámara, en la cotidianeidad de la vida compleja de esa familia trabajadora, atravesada por tensiones, crisis, distancias y celos angustiantes.

"Una historia humana universal", tal como señala en su palmares el Jurado Internacional. "Un film de gran realismo donde sobresale la simplicidad con la que el cineasta permite participar al espectador. Uno se acerca a los personajes y se transforma casi en un miembro de la familia", enfatiza Charles Bourrier presidente del Jurado de Jóvenes E-CHANGER que le concedió a la película brasilera su premio.

LA FUERZA DE UN FESTIVAL DIFERENTE

Se trata de "un festival importante", tal como explica Jacqueline Veuve, una de las principales cineastas y documentalistas helvéticas, quien integró el jurado internacional.

Y tras su calificativo, el hecho que "Friburgo abre las puertas a las producciones de países del Sur. Muchas de las cuales se destacan por ser realizadas con escasísimos medios, en algunos casos inimaginable desde la perspectiva suiza".

Uno de los factores que le dan fuerza a Friburgo, "es permitir la expresión de la diversidad", tanto geográfica como cultural, enfatiza Veuve.

Aspecto esencial destacado también por Martial Knaebel, durante quince años director artístico del festival, quien anunció hace algunas semanas su retiro.

"Friburgo expresa la diversidad". En un mundo polarizado, da lugar a los matices. "Y prueba que hay realizadores que pueden hacer películas escapando a todo criterio comercial, con escasos medios, priorizando el arte por encima de del cine-mercancía", concluye.

El último domingo de marzo cayó el telón de la principal muestra helvética de filmes del sur. Una semana como cada año en la cual Asia, Africa y América Latina "copan" las principales salas de este rincón europeo. Recordando no sólo que el Sur existe, sino también que se expresa, culturalmente, pujante, creativo, diferente...
https://mail.alainet.org/es/articulo/120181
Donaciones
dossier-guerra.jpg
0001.jpg
alem554.jpg
alem553.jpg
photo_2021-05-17_11-30-23.jpg
portada552.jpg
dossier_poscovid_2.jpg
p-alai551.jpg
1
2
3
4
5
6
7
8
previous siguiente

Clasificado en

Clasificado en: 

Suscribirse a America Latina en Movimiento - RSS