Por un programa máximo para un diálogo nacional y global

13/08/2018
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
colombia.jpg
-A +A

 

Hay que impulsar una Acción Trascendente, recuperando el verdadero espíritu de Miranda, Bolívar, San Martín, O'Higgins, y de Martí, Vasconcelos, Mariátegui, Torrijos, Bateman y tanta gente nuestra”.

 

Las diversas experiencias de lucha de los pueblos y gobiernos “progresistas” y de izquierda de América Latina y del mundo durante las últimas 3 décadas demuestran que:

 

1. Ninguno de los graves problemas que afronta la humanidad a todos los niveles (moral, social, económico, político, ambiental, cultural) pueden ser resueltos por Estados o pueblos por separado;

 

2. Esos problemas tienen como base común un modelo de desarrollo irracional que solo se mantiene por políticas forzadas por la Gran Oligarquía Financiera Global GOFG que no tiene control sobre su aparato de poder y máquina burocrática (centros y redes financieras); ese Poder y burocracia –a su vez– no tiene consciencia de la gravedad de la situación porque actúa como un cuerpo extraño a la comunidad humana;

 

3. Se requiere un nuevo esfuerzo nacional, regional, continental y global para diseñar una estrategia viable para empezar a enfrentar esos problemas con seriedad y consistencia;

 

4. Todos los pueblos del mundo, sus gobiernos y la diversidad de expresiones sociales y políticas deben ser convocados para evitar un colapso de nuestra civilización que nos puede conducir a agudas crisis económicas y financieras de impacto planetario, a confrontaciones globales de tipo nuclear, a desastres ambientales incontrolados o el agravamiento de fenómenos migratorios como los que ya estamos viviendo.

 

La agenda inmediata que los demócratas colombianos deberíamos construir para enfrentar esta situación con una mirada nacional y regional podría abordar los siguientes temas urgentes:

 

a) Narcotráfico – Superar la política de prohibición, regular la producción, legalizar el consumo e impulsar el tratamiento sanitario (y preventivo) de los enfermos-adictos para empezar a controlar esa economía criminal y debilitar toda la cadena que la alimenta.

 

b) Seguridad y delincuencia – Abordar este problema con mirada global.

 

c) Industrialización e integración regional – Hay una nueva realidad en este terreno fruto de la consciencia de la desindustrialización de “occidente” y la actual crisis de la globalización neoliberal.

 

d) Cambio climático y energías limpias – Tema con muchos insumos.

 

e) Democracia y paz nacional y regional – Problemática a la orden del día.

 

Desarrollar esa agenda significa construir un “Programa Máximo” que se debería trabajar con un espíritu amplio e incluyente, tratando de recoger con sentido práctico lo que mucha gente tiene ya elaborado, lo que sirve de base teórica para todas las actividades concretas de las luchas actuales (formación de dirigentes; organización local, regional, nacional y continental; propuestas y debates parlamentarios; movilizaciones sociales; programas de candidatos locales y departamentales, trabajo de equipos legislativos de los diversos parlamentarios, etc.).

 

Ese programa debería tener como base una visión “liberal-democrática del siglo XXI” (para diferenciarnos de las posiciones “estatistas” y “socializantes” que limitan la posibilidad de actuar con toda la amplitud necesaria) en el marco de la crisis de la actual globalización neoliberal y la necesidad de construir un polo de desarrollo de la Gran Patria Latinoamericana que se relacione en igualdad de condiciones con los grandes Estados Nacionales que están en “reconstrucción” como son China, Rusia, India, EE.UU., y seguramente una Nueva Europa, África y un Oriente Medio Ampliado, para garantizar la paz mundial y la sobrevivencia de la especie humana.

 

Tomar como iniciales y principales aliados a sectores políticos del “centro político” tipo proyecto de AMLO, sin dejarnos matricular en el campo de gobiernos dictatoriales que no tienen ninguna credibilidad ética, y sobre todo, planteárselo a organizaciones sociales con la más amplia cobertura y pluralidad tomando como referentes y posibles aliados a personas de México, Ecuador, Perú, Bolivia, Venezuela y otros países latinoamericanos.

 

Diseñar una estrategia para realizar este trabajo con una actitud política abierta, construyendo un núcleo intelectual y operativo para programar eventos, foros, seminarios, y producir hechos políticos concretos, además de documentos y materiales de difusión (libros, folletos, videos, etc.).

 

Existe la gente para hacer todo lo anterior pero se requiere un núcleo de gente cualificada que se proponga la tarea y desencadene la acción y el movimiento real. Sólo hay que proponérselo.

 

Popayán, 11 de agosto de 2018

 

E-mail: ferdorado@gmail.com /Twitter: @ferdorado

 

https://aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.com/2018/08/por-un-programa-maximo-para-un-dialogo.html#.W3BO8dJKhkh

 

 

 

https://mail.alainet.org/es/articulo/194691
Donaciones
dossier-guerra.jpg
0001.jpg
alem554.jpg
alem553.jpg
photo_2021-05-17_11-30-23.jpg
portada552.jpg
dossier_poscovid_2.jpg
p-alai551.jpg
1
2
3
4
5
6
7
8
previous siguiente

Clasificado en

Clasificado en: 

Suscribirse a America Latina en Movimiento - RSS