Entrevista con Gustavo Villapol

La fuerza de las ideas contra el bloqueo económico

27/08/2019
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
chavez_venezuela.jpg
-A +A

Durante el nuestro último viaje a Venezuela, con motivo del Foro de Sao Paulo, hablamos con Gustavo Villapol, un intelectual comprometido que, a pesar de su corta edad, ya tiene una larga militancia en el proceso bolivariano. Actualmente es el director de 4F, el periódico del Partido Socialista Unido de Venezuela, es jefe del despacho del Ministerio de Turismo y miembro de la Vicepresidencia de Propaganda Agitación y Comunicación del PSUV. Un ejemplo de resistencia política y cultural contra los medios de comunicación y contra las agresiones imperialistas, que distorsionan el significado de lo que está sucediendo en Venezuela.

 

¿Cómo nació 4F y cuál es su línea editorial?

 

En estos veinte años de revolución, ha habido varias experiencias editoriales organizadas por los partidos que apoyaron el proceso bolivariano y que el Comandante Chávez quería, por ejemplo con el Movimiento MBR200. Incluso desde la fundación del PSUV como partido, en el 2007, han aparecido otros periódicos, todas experiencias extraordinarias. Hasta que, durante el III Congreso del PSUV, en 2014, un año después de la desaparición física de Chávez, el 4F tomó forma a instancias del presidente Maduro, que también es el presidente del PSUV. 4F es el órgano oficial del partido. Desde esa fecha, nuestro pequeño equipo se ha dedicado a difundir las líneas, contenidos y prácticas expresadas en el Libro Rojo del PSUV y en el plan estratégico de la nación, el Plan de la Patria, que prefigura el sueño trazado en el continente por la revolución bolivariana. Un periódico de partido que, desde la edición impresa, se ha convertido gradualmente en una plataforma digital que también se puede consultar en YouTube y teléfonos móviles. La noticia se trata en forma de análisis que conciernen tanto a la realidad venezolana como a la latinoamericana y mundial.

 

El 4F también organiza jornadas de formación, tanto en el periódico como externas. ¿Cómo se combina esto con la actividad periodística?

 

Los pueblos en revolución se forman en el fuego de la lucha, tan indispensable para la formación académica y técnica que nuestro pueblo ha recibido de manera gratuita y de calidad con la Revolución Bolivariana. Mi generación y aquellos aún más jóvenes que yo, todos los cuadros de la revolución, han estudiado gratis desde la primaria hasta la graduación y especialización, como es mi caso. Sin embargo, lo que más nos formó fue la lucha diaria y permanente contra un imperialismo que nunca se cansa de atacarnos y que quiere robar nuestros sueños y nuestra dignidad. El 4F también es una herramienta de capacitación porque reúne esta experiencia: es solo uno de los medios que en este sentido adquiere una formación continua, porque hay que decir que una de las características distintivas de la Venezuela bolivariana es la existencia de una extraordinaria multiplicidad de medios alternativos populares. En cada rincón del país hay una pequeña radio, una revista, un medio comunitario que está garantizado por la ley contra el latifundio mediático, y que se combina con otros instrumentos de resistencia al bloqueo económico-financiero, a las sanciones, al ataque feroz del imperialismo a nuestro país. Un ataque que se configura como el más terrible de los lanzados en este siglo a los países que se han convertido en objetivos del gobierno de Estados Unidos. Una amenaza también militar, si consideramos que nuestro espacio aéreo ha sido violado más de 90 veces, como en los primeros días de la revolución cubana. La conciencia antimperialista anima la resistencia diaria de los medios alternativos populares y revolucionarios que creen en un mundo diferente, posible solo con la derrota del sistema de injusticia y la dictadura mediática de los oligopolios, y para esto combinan información y análisis, capacitación y la lucha.

 

¿Cuánta incidencia tiene la experiencia profesional de Tania Díaz, vicepresidenta de la Comisión de Agitación Propaganda y Comunicación del PSUV en la orientación editorial de la revista?

 

Tania Díaz es una periodista altamente experimentada que se entrenó con Chávez, que tuvo que luchar durante el golpe de estado de 2002, resistir el asedio de la televisión nacional cuando era presidente de VTV, luego Ministra de Comunicación y ahora Vicepresidente de Propaganda, Agitación y Comunicación del partido. Como periodista, como mujer y como revolucionaria, su experiencia es indispensable en la dirección de la batalla de ideas, tanto dentro del PSUV como en 4F.

 

La experiencia del 4F pone en marcha diferentes realidades y diferentes perfiles profesionales, sin embargo, la atmósfera que se respira es de gran armonía, muy diferente de la que reina en las oficinas editoriales de los países capitalistas, donde predomina la competencia que determina las relaciones. ¿Tú y Verónica Díaz, la jefa de redacción, tienen un toque especial?

 

La discusión sobre las modalidades de comunicación en los países capitalistas merecería un espacio separado. En lo que a nosotros respecta, puedo decirte que 4F es un medio de comunicación de nuevo tipo. La mayoría de los que escriben son militantes. El 4F usa el cooperativismo como una forma de relación y el colectivismo como una forma de unión entre periodistas, entre los activistas de la comunicación popular, entre los técnicos, que animan la revista no por dinero o prebendas, sino por una profunda conciencia del proceso que están realizando y experimentando. Este es el secreto del éxito. No es que las experiencias anteriores no lo hayan tenido, pero el hecho es que con la muerte del Comandante hemos adquirido aún más conciencia de lo que significa permanecer unidos, porque solo un pueblo unido puede "llenar" la ausencia de Chávez. Esto significa: "Chávez somos todos". Este es el esfuerzo que estamos haciendo en 4F sacando la revista a pesar de todas las adversidades, incluida la falta de papel debido a la guerra económica, construyendo una plataforma digital presente internacionalmente: con la idea de que por una pequeña cantidad, nuestro proyecto tiene la fuerza de un proyecto más grande, el del socialismo bolivariano, que llegó a Venezuela para quedarse, que llegó al mundo para quedarse. Una fuerza política que supera la banalidad de la derecha internacional. El imperialismo no entiende que somos una fuerza política combativa no solo por la cantidad, sino también por la calidad y la capacidad. Es por eso que siempre se topa con un muro de tremenda dignidad. El 4F que logra sacar la revista con poco papel, sin internet, en pleno sabotaje eléctrico, es un pequeño ejemplo: es una expresión de la fuerza de un pueblo que no quiere bajar los brazos.

 

El 4F ha seguido y animado desde el interior los días del Foro de San Paolo. ¿Qué balance haces?

 

El Foro de San Pablo nació en medio de la ola neoliberal que cruzó el planeta después de la caída de la Unión Soviética, y eso parecía invencible. Participaron aquellos que luego se convertirían en líderes extraordinarios en el siglo 21. Con la retirada táctica momentánea de las fuerzas de izquierda que ocurrió en la segunda década de este siglo, el Foro de Sao Paolo se ha convertido en una fuerza indispensable para la construcción del proyecto bolivariano latinoamericano y caribeño que llevamos a cabo en Venezuela, patria de Simón Bolívar. En el FSP, se encuentran y se unen movimientos sociales, partidos y espacios indispensables para un proyecto unitario en el continente, para derrotar al imperialismo y pasar a la contraofensiva. El pueblo hondureño ya está levantándose, al igual que el de Puerto Rico, en el corazón del imperialismo norteamericano, y lo mismo ocurre en Argentina, Brasil, Ecuador contra la traición de Moreno y en todos los pueblos del continente que se reunieron aquí. El imperialismo ha atacado al FSP porque le tiene miedo: sabe que si combinamos la fuerza del amor, la razón y las ideas podemos lanzar una contraofensiva efectiva y exitosa. Por esta razón, con toda humildad pero también con la máxima determinación estamos aquí.

 

La guerra económica contra Venezuela también afecta al sector turístico, a través de una campaña mediática de terror. Desde tu observatorio en el despacho del ministerio, ¿qué contramedidas se están implementando para que el turismo sea uno de los motores de la recuperación económica como ha sido para Cuba y cómo lo desea el presidente Maduro?

 

Estamos haciendo un esfuerzo importante, se han firmado varios acuerdos con varias empresas en todo el mundo. El mes pasado, la ministra Estela Lugo (ahora reemplazada por Feliz Plesencia González, n.d.r.) se reunió con 100 empresarios internacionales, no lo publicitamos debido al bloqueo económico, para proteger del chantaje a los que creen en Venezuela. Conviasa, nuestra principal aerolínea, con el apoyo de Venetur está abriendo nuevas rutas: para Nicaragua, para Cuba, para Bolivia, para varios países asiáticos e incluso con Europa y ya llegan turistas de varios países con diferentes vuelos diarios. La segunda etapa es de carácter promocional: se está organizando una gran campaña publicitaria para romper el asedio en países que promueven la propaganda negativa. Por supuesto, ya no tenemos las condiciones económicas favorables garantizadas por el alto precio del barril de petróleo, pero superaremos las dificultades multiplicando nuestros esfuerzos.

 

¿Cuánto es importante el turismo de proximidad para mostrar no solo la belleza del paisaje sino también la realidad social, política y ambiental del socialismo bolivariano?

 

Este año hemos inaugurado más de 50 itinerarios turísticos de proximidad que tienen que ver con lo que está sucediendo en Venezuela en términos políticos, ecológicos, sociales e históricos. Con respecto al turismo dirigido a reuniones políticas, se firmó un acuerdo con 13 sindicatos de 13 países del mundo, tanto en el continente latinoamericano como en los Estados Unidos, durante una conferencia titulada "Turismo de clase para la clase". En total, estarán involucrados más de 14.000 trabajadoras y trabajadores de varias partes del mundo, quienes durante todo el año comprarán paquetes turísticos en Venetur para un viaje que será mitad entretenimiento, para la otra mitad será conocimiento de nuestra realidad política, como la ruta bolivariana del Comandante Chávez.

 

No todos pueden presumir de la presencia de Simón Bolívar, el libertador que recorrió más millas que Napoleón o Alejandro Magno, que liberó a 5 países y no fue a la batalla para conquistar continentes, sino para liberarlos. No todos pueden jactarse de la presencia y la impronta indeleble de Chávez, la de comunas extraordinarias, y las bellezas del paisaje, a menudo únicas en el mundo. A los italianos, a los europeos, me gustaría decir: tranquillos, no comemos niños, no hay situación de guerra, sino un lugar donde vivimos intensamente la realidad política mundial. Ven y te recibiremos con los brazos abiertos.

 

-Revisión del castellano Gabriela Pereira 

 

 

 

 

https://mail.alainet.org/es/articulo/201816
Donaciones
dossier-guerra.jpg
0001.jpg
alem554.jpg
alem553.jpg
photo_2021-05-17_11-30-23.jpg
portada552.jpg
dossier_poscovid_2.jpg
p-alai551.jpg
1
2
3
4
5
6
7
8
previous siguiente
Suscribirse a America Latina en Movimiento - RSS