Incertidumbre: nueva normalidad en Guayaquil

28/05/2020
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
pandemia_ecuador.png
-A +A

Desde el miércoles 20 de mayo, por disposición del Municipio, Guayaquil está con “semáforo amarillo”[1], lo que significa nuevas disposiciones para hacer efectivo el aislamiento, única medida que en el mundo se ha mostrado efectiva para derrotar la PANDEMIA del CORONAVIRUS que nos ha afectado a todos. 

 

En Guayaquil hemos vivido más de 2 meses de aislamiento que se han cumplido en la medida de las posibilidades de los ciudadanos, y se ha logrado disminuir el número de contagios y de muertos.

 

1. Sin alimentación no puede seguir el aislamiento

 

No se puede seguir con el aislamiento porque NUNCA se repartieron las raciones alimenticias completas que necesitan las 400.000 familias de las personas que "no tienen trabajo adecuado", que son principalmente comerciantes ambulantes o trabajadores eventuales. 

 

El 8 de abril de 2020 se estableció el Convenio de Aporte no Reembolsable entre el Municipio de Guayaquil y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para la entrega de 50.000 raciones alimenticias para familias de 4 personas para 7 días, con la participación del Banco de Alimentos – DIAKONIA, Convenio que fue ampliado a 100.000 raciones en reunión del Consejo Cantonal el 8 de mayo[2]. También la Prefectura, el Gobierno Nacional a través de la Gobernación y del MIES, y Organizaciones No Gubernamentales, entregaron raciones. Pero nunca existió un plan, no se cumplió con el objetivo de entregar 400.000 raciones durante 8 semanas; apenas se entregó el 40% de las raciones para atender la demanda de una semana de las 8 planteadas, fue insuficiente; y fue usado como parte de la Campaña Preelectoral de alguno. La medida no contribuyó a garantizar el #QuedateEnCasa.

 

Tampoco existió voluntad política para cumplir con el #QuedateEnCasa. Ahora es correcto poner el “semáforo amarillo” y dejar de hablar irresponsablemente de la indisciplina de los guayaquileños. A los padres de familia que tienen que  buscar diariamente el alimento para sus hijos no les puedes pedir #QuedateEnCasa. Insisto, no hay voluntad política de contribuir a salvar vidas porque el Municipio destinó apenas $1.500.000 para 100.000 raciones de apenas $15, y no de $40, y no destinó los 120 millones de dólares necesarios para comprar las raciones para los 2 meses y realizar su distribución con el apoyo logístico de las FFAA. Sin politiquería.

 

2. Las iniciativas ciudadanas

 

La Emergencia activó las redes de solidaridad en los barrios, que siempre han funcionado con los bingos, para ayudar a los enfermos y otros; esta vez las familias que saben de la situación precaria de los vecinos se organizaron para entregar un plato de arroz o un plátano a los más pobres del barrio, se apoyaron para comprar las medicinas de los contagiados, para conseguir oxígeno y respiradores, se organizaron mingas para limpiar con “cloro” calles, aceras y casas, se organizaron servicios de Telemedicina. Iniciativas ciudadanas que no son visibilizadas ni por la prensa ni por las autoridades de la ciudad.

 

El ex alcalde Jaime Nebot convocó al “Comité Especial de Emergencia por Coronavirus en  Guayaquil - CEECG”, donde recogió el aporte de empresarios guayaquileños, organizó el “Teletón por la vida”, y entregó tratamientos y equipos en coordinación con el Ministerio de Salud[3]. Guillermo Lasso promovió el fidecomiso “Salvar vidas” que también recogió el aporte de empresarios dispuestos a colaborar con el enfrentamiento a la crisis[4]. Dos iniciativas diferenciadas de los empresarios guayaquileños, ¿Por qué? Aparentemente el propósito se ambas no es la solidaridad. Tal vez son las elecciones del 2021. Las iniciativas del CEECG y de “Salvar Vidas” han tenido gran apoyo de los medios. Cabe señalar también que en muchos casos estas contribuciones están vinculada a rebajas en sus obligaciones fiscales.

 

Organizaciones ciudadanas también han planteado propuestas, como La Kolmena que presentó el PLAN DE ACCIÓN URGENTE PARA SALVAR A GUAYAQUIL DEL COVID-19 que plantea al Municipio 13 propuestas y que ha logrado la adhesión de 18.952 ciudadanos[5], esa propuesta no sido respondida. La iniciativa “Salvar la vida de los guayaquileños” planteó el 8 de abril al Municipio de Guayaquil la atención de la EMERGENCIA con $242 millones de con una reprogramación presupuestaria y el uso de 150 millones de los ahorrados para la construcción del Nuevo Aeropuerto en Daular, esta iniciativa ha logrado la adhesión de 3.402 ciudadanos[6] tampoco ha sido contestada.

 

 

3. No sabemos que pasó en Guayaquil

 

Somos ejemplo en el mundo de lo que no hay que hacer en caso de crisis sanitaria: caos, improvisación, SHOW en el escenario de la tragedia, etc., en lugar de enfrentar la #EmergenciaSanitariaEc con una mínima planificación, por precaria que pudiera ser. 

 

¿Cuántos contagiados hay? ¿Por qué colapsó el Sistema de Salud desde el comienzo de la emergencia sanitaria? ¿Cuántos pacientes fueron atendidos? ¿Cuántos hospitalizados? ¿Por qué según el Registro Civil en Guayas, en marzo, hay 2.855 fallecidos y en abril 9.082[7]? ¿Por qué el Gobierno en su informe diario del 26 de mayo dice que en Ecuador hay 37.656 contagiados y 3.221 fallecidos, en Guayas 13.862 contagiados y solo 1.393 fallecidos[8]? ¿Cuál es la diferencia entre los fallecidos con coronavirus y los fallecidos por coronavirus? Como trato de explicarlo el Presidente Moreno en el conversatorio con los medios de comunicación el viernes 23 de mayo. No tenemos respuesta.

 

Durante el Gobierno de la #RevoluciónCiudadana, Guayaquil, ciudad de 2’700.000 habitantes, pasó de tener 1,34 camas de hospital por cada mil habitantes a 1,96 camas[9]. Con la construcción de los hospitales del Guasmo, Monte Sinaí y Los Ceibos, y la intervención en el Hospital del Suburbio, el Universitario y demás hospitales públicos, Guayaquil sumó 2.065 nuevas camas. La ciudad está en mejores condiciones pero aún la oferta es insuficiente; sin embargo, el Gobierno de Moreno se refirió a los nuevos hospitales como "elefantes blancos" y en los últimos 3 años se ha debilitado enormemente el sistema de salud y ha despedido a miles de funcionarios[10]. En la misma línea, se terminó el convenio de colaboración con Cuba, con lo que ya no tenemos el aporte de 382 profesionales de la salud que a fines del 2019[11] regresaron a Cuba. 

 

Las autoridades del Gobierno Nacional, de la Secretaría de Riesgo, del Ministerio de Salud y del Municipio de Guayaquil mienten en el informe diario que presentan al país sobre la PANDEMIA, no les interesa dar respuesta, eso  revelaría sus errores y los responsables de esos errores, que costaron miles de vidas guayaquileñas. Deberían responder y asumir responsabilidades al respecto. 

 

4. ¿Por qué el virus fue letal en Guayaquil?

 

Debemos saber de dónde llegó el virus y cómo se propagó; en barrios tuvo mayor impacto, ¿por qué? ¿Fueron los migrantes que vinieron por vacaciones a visitar a sus familias en los barrios populares? ¿Fueron los pelucones de la famosa fiesta en Samborondon que regresaban de sus vacaciones en Italia?, ¿Fue el partido de fútbol?

 

Los miles de muertos en Guayaquil no son causados por el "modelo exitoso" neoliberal de gestión de la ciudad en de los últimos 28 años, que convierte los servicios municipales en negocios[12]. El "modelo exitoso" provoca exclusión, pobreza, segregación urbana, necesidades básicas insatisfechas pero la PANDEMIA golpeó a Guayaquil por el manejo caótico e irresponsable de la Emergencia Sanitaria por parte del Gobierno, la mala gestión socialcristiana influyó pero no fue determinante. Sin embargo, la alcaldesa no contribuyó con la agilidad que se requería a buscar solución para la situación sanitaria que golpeaba a los guayaquileños.

 

En marzo, cuando ya estaban encendidas todas las alarmas, el Gobernador de la provincia dijo que teníamos que “combatir el virus del miedo” y las autoridades competentes del Gobierno autorizaron el partido por la Copa Libertadores entre el Barcelona e Independiente del Valle, realizado el 4 de marzo[13]. El 18 de marzo, la Alcaldesa, en operativo propio de las películas, se tomó por la fuerza el aeropuerto de la ciudad e impidió el aterrizaje de un avión que venía vacío a recoger turistas[14]. Ninguna de las 2 principales autoridades de la ciudad han asumido sus responsabilidades políticas por el desastroso manejo de la Emergencia Sanitaria.

 

5. Hay nuevas condiciones para enfrentar la emergencia, pero no son suficientes

 

A día de hoy, fines de mayo, con 2 meses de retraso, está habilitado el Hospital Bicentenario, el Coliseo Abel Jiménez y el Centro de Convenciones, que serán útiles para atender a afectados en caso de un rebrote del virus. Podemos decir que con 2 meses de retraso y con 12.398 muertos en Guayas estamos preparados para enfrentar un posible rebrote de la PANDEMIA.

 

El “semáforo amarillo” implica una serie de medidas que nos ponen en riesgo de contagio, que debemos evitar con cuidados básicos como el lavado de manos, el uso de la mascarilla y del alcohol; el saludo distante sin mano, sin abrazo y sin beso; la distancia de 2 metros; el lavado de la ropa con la que salimos a la calle. Nos ha costado 12.398 vidas pero lo hemos aprendido.

 

Hay una nueva “ORDENANZA QUE ESTABLECE LAS MEDIDAS PARA EVITAR LA PROPAGACIÓN DEL VIRUS COVID-19 EN LOS ESTABLECIMIENTOS DEL CANTÓN GUAYAQUIL”[15] Siguen prohibidos los eventos públicos, las aglomeraciones, las fiestas, las discotecas, los partidos de fútbol. Es insuficiente el número de unidades de transporte público para cumplir con la no participación en aglomeraciones. Se ha preferido la reactivación comercial de los Centros Comerciales permitiendo el ingreso del 30 % de su aforo, en lugar de que la reactivación empiece por el pequeño comercio. El Municipio ha hecho público su desacuerdo con la apertura del aeropuerto, pero nada se dice sobre el control de la movilización entre cantones.

 

Estamos a la deriva, con autoridades que dan "palos de ciego", no saben que pasó y por lo tanto no saben qué hacer para que no vuelva a pasar, son incapaces de planificar nada y no tienen datos para hacerlo, porque estos NO están recogidos en ningún documento.

 

Estamos frente a la “nueva normalidad”, la “normalidad de la incertidumbre”.

 

27 de mayo de 2020

 

 

 

[7]

 

[12] Cubillos, Luis. GUAYAQUIL: FALSAS AFIRMACIONES https://www.alainet.org/es/articulo/206015

https://mail.alainet.org/es/articulo/206839
Donaciones
dossier-guerra.jpg
0001.jpg
alem554.jpg
alem553.jpg
photo_2021-05-17_11-30-23.jpg
portada552.jpg
dossier_poscovid_2.jpg
p-alai551.jpg
1
2
3
4
5
6
7
8
previous siguiente

Clasificado en

Pandemia

Suscribirse a America Latina en Movimiento - RSS