11 claves del exito de la república popular China

A China le ha tomado pocas décadas lo que a EE.UU. le exigió 250 años: importantes desarrollos en todos los campos, desde el agrícola hasta la exploración espacial.

12/07/2021
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
reunion_comunista.jpg
-A +A

El 1 de julio de 2021 se cumplió el Centenario de fundación del Partido Comunista de China y el 6 de julio se llevó a cabo una Conferencia virtual del Secretario General del PCCh y presidente de la República Popular China, Xi Jinping, con 500 partidos políticos y gobernantes de 160 países. 

 

A nuestro juicio, este encuentro es la única conferencia dada por líder alguno con tantos pueblos, lo que revela la gran influencia de Beijing alrededor del planeta, especialmente en África.

 

Durante la primera semana de julio se resaltaron los logros más importantes del desarrollo de China en todos los campos, desde el agrícola hasta la exploración espacial.  Los innumerables éxitos de China llaman la atención de investigadores, ya que le ha tomado pocas décadas a China lo que a EE.UU. le exigió 250 años.

 

Tomando en cuenta que la Reforma y Apertura se inició con Deng Xiaoping, deseamos compartir nuestra visión en torno a lo que consideramos ser las claves del éxito de China.

 

Por lo tanto, partamos de 1979 y no del fin de la Dinastía Qing, la instauración de la República o el inicio de la revolución china bajo Mao Ze Dong.

 

Las siguientes son las razones y claves de los logros de la República Popular China:

 

1.   Visión milenaria de beneficio y felicidad para el pueblo.

 

Desde el inicio de su civilización, la nación china ha cultivado la idea de que hay que trabajar para el bienestar y la felicidad del pueblo, y esa idea persiste hoy.

 

2.   Tradiciones y valores (Confucio, Lao Tsé y Sun Tzu), reelaborados por sus discípulos:  la educación, el Tao, la naturaleza,  la no violencia, anticorrupción y disciplina.

 

Pensadores y sabios han impactado en el desarrollo institucional, social y en la psique del pueblo chino, inculcando honestidad a señores, reyes y emperadores.  Figuras icónicas son tres sabios y pensadores contemporáneos desde el siglo VI A.C., a saber: 

 

Confucio (551 a.C.) aconsejó practicar la ética en el Estado (reino, dinastía Han, luego imperio) e instauró el primer servicio civil de carrera (Carrera Administrativa) a fin de que los mejores llevaran siempre las riendas. Además, Confucio fue pionero de la lucha anticorrupción. 

 

Lao Tsé (VI a.C.) aportó la dialéctica del desarrollo del pueblo chino (Ying y Yang), los principios de la naturaleza y su accionar con el hombre (el Tao, Feng Shui). Es Lao Tsé quien forja la plasticidad filosófica del pueblo chino:  rechazo a las ambiciones y riquezas, no violencia, pacifismo (Tao Te King, “Sobre el Camino y el Poder”).

 

Sun Tzu (476 a.C.) contribuyó con los principios y reglas del arte militar, para quien la guerra era el último recurso. Sun Tzu es considerado hoy el más importante estratega en la historia de la humanidad (China, Japón, Corea, Vietnam, Estados Unidos), cuyo pensamiento se aplica a múltiples actividades.

 

3. Pensamiento de Mao Ze Dong (“el poder sale de la boca del fusil”); Deng Xiao Ping (eclecticismo); Xi Jinping (socialismo con características chinas).

 

Mao lideró la revolución china (1921-1976), sin la cual no existiría ni se comprendería la China de hoy, no obstante la “Banda de los Cuatro”, el “Gran Salto Adelante” y la Revolución Cultural.

 

Deng Xiaoping (1979), acusado en sus últimos años por el PCCh, lideró la etapa de la Reforma y Apertura, lo que flexibilizó la economía, la impulsó y la abrió al mundo.

 

Xi Jinping (2013), sobreviviente de la más grande epopeya de la humanidad, “La Gran Marcha”, aporta la idea de un “socialismo con características chinas”

 

Esas características incluyen el espíritu de su civilización (Confucio, Lao Tsé y Sun Tzu), su idiosincrasia, una reelaboración del marxismo con aportes de una pléyade de pensadores y revolucionarios y el objetivo de una sociedad “modestamente acomodada” en convivencia armónica con la naturaleza para hacer de China un bello país (el Tao).     

 

4.   Democracia: “El poder del pueblo, por el pueblo, para el pueblo”… y con el pueblo (el autor).

 

La nación china no experimentó la Revolución Industrial de Occidente ni el pensamiento político que engendró, si bien aportó grandes contribuciones desde la Edad Media a su surgimiento. 

 

La idea lincolniana de que “la democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, se debe completar con la frase “y con el pueblo” (el autor) para darle un sentido más amplio a la democracia en China, contrario a la acusación de Occidente de que el país oriental es una autocracia, un Estado totalitario.

 

5. Meritocracia (los mejores al frente).

 

La idea de que los mejores deben mandar y de que, para ser funcionario, se debía pasar un examen del servicio civil de carrera (claro inicio de la Carrera Administrativa), se origina en China dos siglos antes de Cristo, pero anteriormente la expuso Confucio, quien predicó la idea por donde caminaba. 

 

Éste es uno de los principios que practica el PCCh, relativo al gobierno centralizado. En aquellas épocas, el aspirante a funcionario (mandarinato) debía pasar exámenes de conocimiento, destrezas y cualidades morales y éticas: ser buen jinete, diestro en artes marciales, música, poesía y otras habilidades. Quien pasaba las pruebas ganaba el cargo permanentemente. Los aspirantes pasaban años en su preparación, y a veces no aprobaban.

 

6. Combate a la corrupción.

El combate a la corrupción se origina en la ética de Confucio, según la cual todas las riquezas son o deben ser para el pueblo.  El PCCh lleva a cabo una lucha permanente para erradicar la corrupción a todos los niveles, tanto dentro como fuera del Partido.

 

7. Desarrollo capitalista parcial, sin control de minorías de clases y oligarquías.

 

El vertiginoso desarrollo económico de China ha producido la formación de personas ricas y millonarias que, sin embargo, no pueden constituirse en clase social por los controles del PCCh.

 

Caso emblemático es el dueño de Ali Baba, Jack Ma, el hombre más rico de China, que ha entrado en dificultades con el PCCh. Jack Ma desapareció de los medios desde 2020, aparentemente acusado de prácticas monopolísticas.

 

En China, los ricos no pueden constituirse en clase social y, por lo tanto, en oligarquía. El PCCh por definición no puede tampoco ser oligarquía, ya que es el partido u organización política más grande del mundo, con 91 millones de miembros que actúan bajo una concepción centralista y unificada del poder, que llega a las Regiones Especiales, Taiwán, Macao, las provincias y las 55 minorías étnicas.

 

8. No al imperialismo y el colonialismo.

 

China ha sido invadida por los Mongoles (siglo XIII) y los Manchúes (1644-1911), así como por ingleses, alemanes, franceses, rusos, portugueses, italianos y norteamericanos, pero jamás ha sido conquistada o destruida. 

 

Los mongoles y los manchúes se adaptaron o sucumbieron ante la civilización china. Pero jamás China ha avasallado a ningún pueblo.  En China han existido concesiones extraterritoriales diversas, basadas en Tratados Desiguales impuestos por potencias extranjeras.  Su pueblo convive pacíficamente con 55 agrupaciones étnicas diferentes a las que se respeta su cultura, religión y modos de vida.

 

Por su amarga experiencia histórica, China rechaza el colonialismo y el imperialismo y proclama la instauración de un mundo multipolar y democrático basado en la igualdad y la reciprocidad.

 

9. Cooperación internacional y beneficio mutuo: la Franja y la  Ruta.

 

La política exterior de China propende a la cooperación internacional y el beneficio mutuo, una visión opuesta a la imperante en Occidente, donde la explotación de los países pobres solo ayuda a una o a pocas empresas capitalistas.

 

La Nueva Ruta de la Seda, revitalizada con la Franja y la Ruta luego de una pausa de dos siglos durante los últimos dos mil años, marcada por las Guerras del Opio y las dos guerras Sino-Japonesas, es la mejor demostración de la cooperación internacional y el beneficio mutuo que China ofrece al mundo.

 

10. Combate a la pobreza extrema.

 

La República Popular China ha eliminado en pocas décadas la extrema pobreza, ha aumentado los sectores medios de la sociedad y ha eliminado grandemente las desigualdades sociales.

 

Según las Naciones Unidas, China es el único país que ha cumplido anticipadamente los Objetivos del Milenio y ha alcanzado un alto índice de desarrollo humano.

 

11. Respeto al Derecho Internacional (soberanía, no intervención, igualdad soberana).

 

La República Popular China ingresó a la ONU en 1971 y, desde entonces, ha cumplido a cabalidad con las normas jurídicas internacionales, especialmente los principios de la soberanía (integridad territorial e independencia política), no intervención en los asuntos internos de los Estados e igualdad jurídica ante el Derecho Internacional.

Las anteriores consideraciones, sin ser exhaustivas, a nuestro juicio  conforman las principales claves del éxito de la República Popular China.

 

Julio Yao es Analista Internacional, Presidente Honorario y Presidente Encargado del Centro de Estudios Estratégicos Asiáticos de Panamá (CEEAP); Presidente de la Asociación Panameña de Apoyo a la Reunificación Pacífica de Corea.

 

 

https://www.alainet.org/es/articulo/213019
Donaciones
dossier-guerra.jpg
0001.jpg
alem554.jpg
alem553.jpg
photo_2021-05-17_11-30-23.jpg
portada552.jpg
dossier_poscovid_2.jpg
p-alai551.jpg
1
2
3
4
5
6
7
8
previous siguiente
Suscribirse a America Latina en Movimiento - RSS