Restauración autoritaria y resistencias alternativas en Centroamérica

Las principales fuerzas sociales y los actores políticos democráticos no se han logrado recuperar de su atomización, efecto residual de las guerras internas y de las intensas oleadas de represión masiva de los años 70 y 80. 

24/11/2021
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
bukele-kejd-510x349.jpg
-A +A

Introducción

 

Una rápida descripción del panorama general en Centroamérica nos conduce a la reiteración de un viejo ciclo vicioso: el resurgimiento de las tendencias dictatoriales, una constante histórica desde hace un par de siglos.

 

En buena parte de la región ese panorama general está dominado por el cierre gradual de espacios democráticos de participación ciudadana, persecución a líderes sociales y comunitarios, hostigamiento y encarcelamiento injustificado de líderes de la oposición.

 

En general, se están produciendo una serie de recortes a la libertad de expresión, con persecución a periodistas independientes, en medio de una notoria pérdida de autonomía de los poderes judiciales y una judicialización de la política, que incluye persecución a jueces independientes de los poderes fácticos.

 

El proceso de pacificación y silenciamiento de los fusiles de los conflictos armados internos ha sido aprovechado por los sectores aplicados a fondo a la narco-política, para invadir y cooptar a los poderes del Estado, incluyendo a las Fuerzas Armadas y a las fuerzas policiales.

 

Todo esto ha producido el virtual “descarrilamiento” del incipiente proceso de transición a la democracia que se inició en la región en los años noventa, creando una ingobernabilidad y colapso democrático institucional.

 

Como telón de fondo a estas condiciones políticas, se produce una profundización de condiciones estructurales que han agravado la pobreza y pobreza extrema de amplios sectores poblacionales en Centroamérica.

 

Hoy en día, extensos sectores poblacionales están ahogados por todo tipo de carencias económicas y por la falta de acceso a servicios básicos de calidad, enfrentándose cada día al dilema de huir a través del ilusorio escape de la migración hacia EE. UU.

 

Resistencias alternativas

 

En medio de este complejo panorama social, económico y político, las formas tradicionales de organización y lucha social parecen no encontrar su espacio apropiado de potencialización.

 

Se aprecia una marcada atomización y fragmentación de las principales fuerzas sociales y actores políticos democráticos, que pareciera un efecto residual de los duros años de las guerras internas y de las intensas oleadas de represión masiva de los años 70s y 80s, de los cuales pareciera estos sectores no se han logrado recuperar.

 

A ello se añade el abismo generacional y cultural que ha provocado la irrupción de nuevas realidades psico-sociales entre los jóvenes, quienes tradicionalmente habían venido tomando a su cargo las tareas de cambio social, fenómeno este que tiene mucho que ver con la irrupción de las tecnologías de comunicación e información, que profundizan aún más el repliegue y reflujo de los movimientos sociales.

 

Pese a ello, estas mismas tecnologías han servido en muchas latitudes del mundo para acelerar procesos sociales y políticos de protesta y movilización social. En nuestra región centroamericana ese fenómeno solo se ha visto recientemente en pequeña escala, pero queda pendiente el experimentarlo a mayor escala y no solo en coyunturas puntuales.

 

Por otra parte, este desbalance en la correlación de fuerzas entre los poderes fácticos y redes criminales, que han tomado el control de los Estados y los sectores populares y democráticos, cambiará cuando las agendas particulares de sus principales actores políticos se subordinen a nuevos proyectos de nación, incorporando en frentes unitarios y sin exclusiones a las principales fuerzas motrices del cambio revolucionario.

 

Esta es una condición ineludible para empezar a romper la maldición de la recurrencia y del viejo retorno de las tendencias dictatoriales que asolan a Centroamérica cada cierto lapso.

 

 

 

Sergio Barrios Escalante es investigador social y activista humanitario en la red ADINA. Editor de la Revista virtual RafTulum.

https://revistatulum.wordpress.com/

https://www.alainet.org/es/articulo/214435
Donaciones
dossier-guerra.jpg
0001.jpg
alem554.jpg
alem553.jpg
photo_2021-05-17_11-30-23.jpg
portada552.jpg
dossier_poscovid_2.jpg
p-alai551.jpg
1
2
3
4
5
6
7
8
previous siguiente

Clasificado en

Clasificado en: 

Suscribirse a America Latina en Movimiento - RSS