Un nuevo día mundial del agua

Se cumplen 30 años de la realización de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo realizada en Río de Janeiro. Allí fue establecido, por parte de las Naciones Unidas, el Día Mundial del Agua.

22/03/2022
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
0011695.jpg
-A +A

Todos los 22 de marzo, como hoy, se celebra el “Día Mundial del Agua”, el líquido esencial para la existencia del género humano y de todas las especies animales y vegetales. Un líquido esencial por el cual es indispensable luchar para resolver los problemas existentes como que hay unos doscientos millones se seres humanos que en este planeta no tienen acceso directo al agua potable. 
 

Celebrar el “Día Mundial del Agua” apunta, precisamente, a impulsar alternativas frente a la actual crisis para acceder al agua potable, algo que se ha ido agravando en las últimas décadas en el marco del cambio climático y del uso cada vez más intensivo de métodos de producción agrícola no saludables. Por ello el centro de la conmemoración apunta a cumplir con el sexto “Objetivo de Desarrollo Sostenible” titulado “Agua y saneamiento para todos antes de 2030”. 

 

En este 2022 el foco central apunta a las aguas subterráneas donde la Argentina y sus vecinos del este y noreste Brasil, Paraguay y Uruguay, a través del Acuífero Guaraní constituyen la tercera reserva más importante del planeta con una superficie de 1.190.000 kilómetros cuadrados, una profundidad máxima de alrededor de 1.800 metros y un volumen de unos 40.000 kilómetros cúbicos que almacena alrededor de 37.000 kilómetros cúbicos de agua. Un Acuífero Guaraní que está sufriendo serios problemas que generan una gran preocupación sobre su futuro. 
 

Las aguas subterráneas son invisibles pero su importancia es enorme ya que los acuíferos que se alimentan de lluvias y nieves derretidas, según su ubicación, aportan a manantiales, ríos, lagos y humedales y de ellos también se extrae agua por vía de pozos y bombeos. Sus estructuras se basan en arenas, gravas y rocas. Finalmente, también sus aguas llegan a los océanos. 

 
Los acuíferos son esenciales para preservar la vida terrestre ya que sin ellos ésta no sería posible, sobre todo en las zonas áridas que no tienen otros recursos que ellos. Del mismo modo son decisivos sus aportes para la subsistencia de ríos y humedales. El tema de la contaminación es otra cuestión esencial ya que encarece el uso de las aguas que deben ser tratadas para hacerlas consumibles tras su depuración. Algo que de no resolverse rápidamente puede llevar a su desaparición. 

 
Por todo ello es que en este 2022 se hace centro en la preservación de las aguas subterráneas, cada vez más necesarias en medio del cambio climático y el crecimiento poblacional. Así es como la cuestión del cuidado del “oro líquido” constituye un eje central que debe penetrar profundamente en la conciencia humana, sobre todo en una actualidad conmocionada por la presencia del coronavirus y otras enfermedades que, entre otras cosas, exigen un constante lavado de manos. 

 
El “Día Mundial del Agua” fue establecido en 1992, hacen ya treinta años, por la Organización de las Naciones Unidas, durante la “Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo” realizada en Río de Janeiro y su primera celebración tuvo lugar en 1993. Además, en 2013 se conmemoró el “Año Internacional de Cooperación en la Esfera del Agua” y en la actualidad nos encontramos en el decenio 2018-2028 denominado “Agua para el Desarrollo Sostenible” 

 
Compuesto por moléculas de hidrógeno y oxígeno este recurso indispensable no debe ser despilfarrado cosa que se hace con frecuencia. En los últimos años se ha verificado un crecimiento de usos indebidos que golpearán severamente a las futuras generaciones ya que, según se estima, hacia 2050 la población mundial llegará a los 10.000.000 millones de personas. 
 

Los sectores sociales más afectados, como puntualiza la ONU, son los más pobres ya que para ellos el saneamiento de las aguas constituye un costo muy difícil de afrontar. Así es como unos 2.000 millones de la población mundial no reciben agua de calidad lo que provoca todos los años una importante cantidad de muertes de hombres y mujeres de toda edad. 

https://www.alainet.org/es/articulo/215178
Donaciones
dossier-guerra.jpg
0001.jpg
alem554.jpg
alem553.jpg
photo_2021-05-17_11-30-23.jpg
portada552.jpg
dossier_poscovid_2.jpg
p-alai551.jpg
1
2
3
4
5
6
7
8
previous siguiente

Clasificado en

Clasificado en: 

Suscribirse a America Latina en Movimiento - RSS