Le système éducatif haïtien à l’épreuve de malversations multiples au PSUGO

Le (Programme de scolarisation universelle gratuite et obligatoire a été une vaste opération de gabegie administrative, de corruption et de détournement de fonds publics au bénéfice des ayants droits et des supplétifs du PHTK néo-duvaliériste.

31/03/2022
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
escesper3_6233.jpg
-A +A

El PSUGO (Programme de scolarisation universelle gratuite et obligatoire) fue lanzado en 2011 por el cártel mafioso-político del PHTK, dirigido entonces por Michel Martelly. Se ha demostrado que fue, a escala nacional, una vasta operación de mala gestión administrativa, corrupción y malversación de fondos públicos en beneficio de los beneficiarios y partidarios del neoduvalierista PHTK. En noviembre de 2021, la Ministra de Educación Nacional de facto, Nesmy Manigat, a pesar de conocer las constantes críticas públicas de las asociaciones de profesores y sin ninguna auditoría documentada, renovó el PSUGO en relación con la reactivación de sus "12 medidas" administrativas destinadas a "modernizar" la gobernanza del sistema educativo nacional. 

 

¿Cuáles son los resultados medibles del PSUGO y cuál es el coste total de sus actividades? Desde 2011 hasta 2022, el Ministerio de Educación Nacional no ha publicado ninguna evaluación cualitativa y cuantitativa de todas las actividades del PSUGO. En relación con esto, una búsqueda documental multifacética no ha arrojado ninguna cifra sobre los costes totales de PSUGO desde su creación: la gestión financiera de este programa sigue siendo totalmente opaca y no ha sido evaluada en el Parlamento haitiano. Por su parte, la Biblioteca Digital de la UNESCO, UNESDOC, señala que "Lanzado en octubre de 2011 como un proyecto oficial de 5 años, el Programa de Matriculación Universal Gratuita y Obligatoria (PSUGO) cubre los costes de los dos primeros ciclos de la educación básica (primaria) en 9.000 escuelas no públicas y 2.500 escuelas públicas, con el fin de garantizar el acceso a la educación de aproximadamente 1,5 millones de niños de 6 a 12 años en 2016. Su principal objetivo es superar las barreras estructurales y promover la educación de los niños desfavorecidos que viven en situaciones precarias." Para el ejercicio 2014 - 2015, esta referencia documental informa de un importe de 235.543.302 Gourdes (3.623.743 USD) asignados a 840 escuelas y un total de 96.931 alumnos distribuidos principalmente en las comunas de Cabaret, Carrefour y Puerto Príncipe (Fuente: UNESDOC, "Síntesis del IIPE / Mejora de la financiación de la educación: uso y utilidad de las subvenciones escolares", s.f. (Fuente: UNESDOC, "IIEP Briefs / Improving Education Financing: The Use and Utility of School Grants", s.f.: Investigación realizada por la Universidad Estatal de Haití en colaboración con el Ministerio de Educación y bajo la coordinación del IIPE de la UNESCO, con el apoyo de la Alianza Mundial por la Educación (GPE). La reciente renovación de la PSUGO por parte de la Ministra de Educación Nacional de facto, Nesmy Manigat, requiere las siguientes observaciones en forma de resumen.

 

1. El acceso a los datos financieros del PSUGO no es fácil... Según un informe del Ministerio de Educación enviado al diario Le Nouvelliste el 22 de diciembre de 2014, que aparentemente presenta "el balance anual de los dos (...) ejercicios 2011-2012 y 2012-2013, el PSUGO se financia esencialmente a través del Fondo Nacional de Educación (FNE), por un importe de 1.900 millones de gourdes, y del Tesoro Público, por un importe de 800 millones de gourdes, para un total de 2.700 millones de gourdes." Según este informe, "(...) a través del Programa de Escolarización Universal destinado a proporcionar educación gratuita a los niños, dando prioridad a los más necesitados durante el período 2011-2016, [el MENFP] se ha comprometido a aumentar gradualmente la proporción de la oferta de educación pública, actualmente del 40%, en un 20%.

 

Durante estos 5 años, el PSUGO se financiará con unos 12.000 millones de gourdes. La financiación correrá a cargo del tesoro público y de otros fondos de contrapartida (impuestos sobre las llamadas telefónicas y las transferencias de dinero a Haití)" (véase el artículo "PSUGO: les autorités, chiffres à l'appui, lèvent le voile", Le Nouvelliste, 22 de diciembre de 2014). Los datos de la encuesta registrados en el dossier de UNESDOC -- "Síntesis del IIPE / Mejora de la financiación de la educación: Uso y utilidad de las becas escolares"--, contradicen las cifras expuestas por el Ministerio de Educación que sostiene, según el informe facilitado a Le Nouvelliste, que "Para el ejercicio 2011-2012, el PSUGO, a través del MENFP, facilitó el acceso a la educación básica a un millón veintiún mil ciento cuarenta y cuatro (1.021.144) niños, mientras que para este ejercicio, es decir, 2012-2013, ha facilitado el acceso a más de un millón trescientos noventa y nueve mil ciento setenta y tres (1.399.173) niños, lo que supone un aumento de 378.029 niños." De forma más sobria, el archivo de la Biblioteca Digital de la UNESCO, UNESDOC, menciona un importe de 235.543.302 Gourdes (3.623.743 dólares) asignados a 840 escuelas y un total de 96.931 alumnos repartidos principalmente en las comunas de Cabaret, Carrefour y Puerto Príncipe. El enorme desfase entre los 2.700 millones de Gourdes, luego los 12.000 millones de Gourdes propuestos por el Ministerio de Educación y la "modesta" suma de 235.543.302 Gourdes mencionada por la Biblioteca Digital de la UNESCO para un total de 96.931 alumnos...

 

El enorme desfase entre los 12.000 millones de Gourdes del MENFP y los 235.543.302 Gourdes de la Biblioteca Digital de la UNESCO permite plantear al menos una pregunta fundamental: ¿dónde han ido a parar las sumas previstas/presupuestadas/desembolsadas? ¿Es en esta "gran brecha" financiera donde se sitúan esencialmente la malversación y la corrupción que caracterizan al PSUGO, que acaba de ser nombrado de nuevo por la campeona de la "buena gobernanza" del sistema educativo haitiano, la economista Nesmy Manigat? A pesar de la relativa escasez de datos financieros fiables relativos al PSUGO, observamos que "en el marco de este proyecto del Fondo Nacional de Educación (FNE), CONATEL recaudó de las empresas telefónicas una suma de 48.557.695,93 dólares estadounidenses en el período comprendido entre el 15 de junio de 2011 y el 7 de marzo de 2013. Por otro lado, "(...) Cabe señalar que estos 48,56 millones de dólares recaudados hasta la fecha por CONATEL no incluyen la tasa de 1,50 dólares estadounidenses cobrada por las transferencias entrantes y salientes. Estas tasas son recaudadas por el Banco de la República de Haití (BRH), en el marco del FNE, que aún no ha sido ratificado por el Parlamento" (véase el artículo "Haití-Economía: más de 120 millones de dólares ahora en el FNE... ¿Cuándo se dará un buen uso a estos millones de dólares?", Radio Visión 2000, 11 de marzo de 2013).

 

En el momento de redactar este artículo, no pudimos acceder a ningún dato en el sitio web oficial del Banco de la República de Haití sobre la "comisión de 1,50 dólares que se cobra en las transferencias entrantes y salientes". Si los 120 millones de dólares mencionados por Radio Visión 2000 se destinaron a un acuerdo "en fideicomiso" en el BRH, ¿qué ha pasado con ellos desde 2013? ¿Constituyen estos 120 millones de dólares estadounidenses un "fondo no tributario" al margen del presupuesto del Estado haitiano, como fue el caso de la Junta del Tabaco bajo François Duvalier? Por su parte, la página web oficial del Fondo Nacional de Educación no ofrece ninguna cifra sobre los "ingresos" destinados al PSUGO desde 2011 hasta 2022... Así, sería conveniente saber, analizando los informes anuales y las auditorías realizadas, a quién están obligados legalmente a rendir cuentas el BRH y el FNE: ¿al Parlamento o al Tribunal de Cuentas?

 

Siguiendo con el tema de los 120 millones de dólares que parecen haberse esfumado, surge una pregunta: ¿tiene el BRH el derecho legal de albergar fondos "en fideicomiso" como un "fondo no tributario" al margen del presupuesto del Estado haitiano, pero que puede ser desembolsado en cualquier momento por quienes tienen el poder político o por el Ministro de Educación Nacional? ¿Debemos concluir de esto que el BRH, el "banco de los bancos" - una de cuyas misiones estatutarias es "garantizar la estabilidad del sistema financiero nacional" - es un conducto institucional para la malversación de fondos del PSUGO y del Fondo Nacional de Educación?

 

Ronald Jean Jacques, de la Universidad Estatal de Haití, es el autor del informe "Mejora de la financiación escolar: uso y utilidad de las becas escolares / Síntesis nacional", 82 páginas, julio de 2016. Esta investigación se realizó para el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE/UNESCO) con el apoyo de la Asociación Mundial para la Educación y es esencialmente una demostración del "éxito" de PSUGO. La lectura atenta de las 82 páginas de este informe, la consulta de sus bellos cuadros y elegantes gráficos no dieron idea de las sumas invertidas por el Estado haitiano de 2011 a 2016 en el marco de la PSUGO...

 

En cualquier caso, el PSUGO, que dice escolarizar a 1.399.173 niños, se asemeja a un inmenso esmalte opaco y mudo, que cultiva con esmero sus múltiples zonas turbias en el gargantuesco festín de millones de gourdes que no se pueden rastrear con certeza...

 

2. Asociaciones de profesores, directores de escuelas y grupos de padres han denunciado públicamente las malas prácticas sistemáticas que se producen en el PSUGO, como demuestran varios artículos de observaciones sobre el terreno que han aparecido en la prensa haitiana:

 

"Psugo, ¿una amenaza para la educación en Haití? (partes I, II y III) - Un proceso de debilitamiento del sistema educativo", Ayiti kale je (Akj), AlterPress, 16 de julio de 2014. Véase también en el mismo sitio, "Le PSUGO, une catastrophe programmée" (partes I a IV), 4 de agosto de 2016. Véase también el documentado artículo "Le Psugo, une des plus grandes arnaques de l'histoire de l'éducation en Haïti", de Charles Tardieu, Puerto Príncipe, 30 de junio de 2016.

 

La última denuncia del PSUGO por parte de un colectivo de profesores que reclama salarios atrasados tuvo lugar el 22 de marzo de 2022. El Collectif des éducateurs pour le renouveau de l'éducation en Haïti (CEREH) se manifestó ese día "(...) frente a la Inspección General del Ministerio de Educación Nacional situada en Delmas 60 (...) [para] exigir varios años de remuneración en el marco" del PSUGO (véase el artículo "Des directeurs d'école manifestent", Le National, 23 de marzo de 2022).

 

3. De 2011 a 2022, ningún lingüista haitiano, ninguna institución de la sociedad civil, ninguna asociación de profesores o de padres de familia apoyó públicamente el PSUGO del cartel mafioso-político del PHTK. A pesar de ello, el cleptómano PSUGO fue apoyado pública y ciegamente por el lingüista Michel Degraff en la Revista Transatlántica de Estudios Suizos, 6/7, 2016/17: "La lengua materna como base del conocimiento: la iniciativa MIT-Haití: hacia una educación criolla eficaz e inclusiva". En este artículo, Michel DeGraff afirma que "ya hay esfuerzos encomiables para mejorar la situación en Haití, donde la educación de calidad ha estado tradicionalmente reservada a unos pocos. Un ejemplo reciente es el Programa de Escolarización Universal Gratuita y Obligatoria (PSUGO) lanzado por el gobierno de Haití en 2011 con el objetivo de garantizar a todos los niños la escolarización gratuita y obligatoria."

 

En un vídeo publicado en YouTube durante junio de 2014, Michel Degraff afirma, sin revelar sus fuentes ni aportar pruebas irrefutables, que el 88% de los niños van a la escuela gracias a PSUGO: "Gras a program Psugo a 88 pousan timoun ale lekòl"... Michel Degraff es el director científico y principal responsable de la Iniciativa MIT - Haití creada a raíz de un acuerdo concluido en abril de 2013 entre la Iniciativa MIT - Haití y el Estado haitiano representado por el primer ministro Laurent Lamothe, uno de los grandes barones del cártel político-mafioso en el poder en Haití desde hace diez años, el neoduvalierista PHTK. La Iniciativa MIT - Haití promueve desde hace varios años en Haití un "Glosario" precientífico y prelexicográfico de gran mediocridad, el "Glosario de términos STEM de la Iniciativa MIT - Haití" (véase el artículo "Le naufrage de la lexicographie créole au MIT Haiti Initiative", por Robert Berrouët-Oriol, Le National, 15 de febrero de 2022 ; véase también el artículo "Plaidoyer pour une lexicographie créole de haute qualité scientifique", de Robert Berrouët-Oriol, Le National, 14 de diciembre de 2021).

 

El apoyo público de Michel Degraff al PHTK neoduvalierista a través de su discurso propagandístico a favor del PSUGO se une a la "estafa lexicográfica" que sigue aplicando a través del "Glosario de términos STEM de la Iniciativa MIT - Haití". Y es sin duda en virtud de ese apoyo público al PHTK neoduvalierista que Michel Degraff se apresuró a aplaudir la reciente decisión de la ministra Nesmy Manigat de dejar de subvencionar el material didáctico en francés en Haití (véase nuestro artículo "Financiación de los libros de texto en criollo en Haití: confusión y demagogia al más alto nivel del Estado".

 

4. Nada más volver al Ministerio de Educación en noviembre de 2022, la ministra de facto Nesmy Manigat renovó rápidamente el denostado PSUGO. Recientemente, la prensa se ha hecho eco de ello a través de diversos artículos. Así, "en el marco del Programa de Escolarización Universal Gratuita y Obligatoria (PSUGO), sólo los centros públicos están autorizados (salvo dispensa formal del MENFP) a recibir la nueva cohorte en el primer curso de la educación básica 2014-2015. Los niños ya matriculados en el PSUGO continúan sus estudios con normalidad" (véase el artículo "Nesmy Manigat toma las riendas del Ministerio de Educación Nacional", Le Nouvelliste, 26 de noviembre de 2021). Esta reciente decisión de renovar el PSUGO debe ponerse en perspectiva con el telón de fondo de las declaraciones anteriores del aliado de facto del cártel mafioso-político del PHTK: "La ministra de Educación Nacional, Nesmy Manigat, afirma que los 85 directores de escuela recientemente inmovilizados por corrupción en el marco del Psugo no representan más que una ínfima parte de la malversación de fondos públicos en el sector de la educación." Y sin identificar los mecanismos institucionales de estas malversaciones de fondos públicos, dijo que "Varios cientos de escuelas están involucradas en estas malversaciones, (...) recordando que los directores corruptos tienen conexiones dentro del Ministerio de Educación" (ver el artículo "Important réseau de corruption au sein du Psugo", Radio Métropole, 13 de julio de 2015). ¿Los directores de escuela inculpados y sus celosos "corresponsales" en el Ministerio de Educación han sido llevados ante la justicia o se han beneficiado de la oscura impunidad que gangrena el cuerpo social haitiano y las instituciones del país?

 

5. La FJKL (Fondasyon je klere) es una institución haitiana -conocida por su rectitud y el rigor de sus análisis-, cuya misión es "Promover la defensa y la protección de los derechos humanos en Haití". El 14 de marzo de 2022, emitió un informe de 46 puntos titulado "Programa de educación gratuita, universal y obligatoria (PSUGO): ¿malversación de fondos públicos?

 

¿Decidirá finalmente el CSC/CA sobre esta cuestión de un tecnicismo que se destaca de la rutina? En este informe, el FJKL considera que "el caso PSUGO es uno de los casos sobre los que la población quiere que se tome una decisión judicial, precisamente sobre la gestión de estos fondos. El CSCCA [Tribunal Superior de Cuentas y de lo Contencioso-Administrativo] debe pronunciarse cuanto antes para que se empiece a aclarar la situación, teniendo en cuenta las legítimas expectativas de todo el país y de la diáspora haitiana, que está muy implicada en estas deducciones para el PSUGO.

 

6. Es necesario vincular la realidad del PSUGO y la gestión administrativa y política de Nesmy Manigat en el MENFP, así como el lugar que otorga al desarrollo del criollo en el sistema educativo nacional. Sería deseable que expertos probados en Haití hicieran esa relación y elaboraran una evaluación analítica completa y actualizada del PSUGO. Los siguientes artículos podrían contribuir a ello: 

 

-« El PSUGO y la reproducción de las desigualdades escolares en Haití: prolegómenos de un estudio sociológico », por Athalie Amédie Lindor, medium.com, 25 de agosto de 2018 (Le PSUGO et la reproduction des inégalités scolaires en Haïti : prolégomènes à une étude sociologique » ;

 

-« Financiación de los libros de texto en criollo en Haití: confusión y demagogia al más alto nivel del Estado », por Robert Berrouët-Oriol (Financement des manuels scolaires en créole en Haïti : confusion et démagogie au plus haut niveau de l’État) ;  

 

-« El Ministro de Educación de facto Nesmy Manigat y el desarrollo del criollo en la escuela haitiana: entre la sordera, la miopía y la negación de la realidad », por Robert Berrouët-Oriol (Le ministre de facto de l’Éducation Nesmy Manigat et l’aménagement du créole dans l’École haïtienne : entre surdité, mal-voyance et déni de réalité).

 

Breves observaciones finales

 

Entre los muchos males que lo aquejan, el sistema educativo haitiano sufre un grave déficit de gobernanza, como atestigua, entre otros, el reciente estudio de Bellita Bayard, doctoranda en gestión de sistemas educativos del ISTEAH, "Le déficit de gouvernance, une tare pour l'évolution du système éducatif haïtien" (rezonòdwes, 20 de julio de 2020). La autora recuerda con razón que, según Nesmy Manigat, "la educación no es un sector que el Estado pueda tomar a la ligera y una actividad que pueda dejar a la buena voluntad de los individuos, en la medida en que cumple una función tanto de socialización o de formación de los individuos como de modernización nacional". A pesar de la asombrosa exactitud de esta afirmación, las constantes malas prácticas que caracterizan al PSUGO siguen floreciendo a la luz de la "buena voluntad empresarial de los particulares" y del modelo de gestión del cártel político-mafioso del PHTK: sistémicamente, estas malas prácticas están llamadas a consolidarse con la idéntica renovación del PSUGO por parte de la Ministra de Educación Nacional de facto, Nesmy Manigat, sin ninguna auditoría de evaluación.

 

Igualmente relevante, Bellita Bayard afirma que "existe un claro contraste entre la retórica sobre la prioridad teórica de la educación y los retrocesos observados en la gestión del Programa de Escolarización Universal Gratuita y Obligatoria (PSUGO). Una verdadera piscina de corrupción en la que nadan los diputados asociados al gobierno, creando escuelas falsas en las provincias para recibir dinero público. En este contexto, Haití está aún muy lejos de lograr una educación de calidad, cívica e inclusiva, y es ilusorio creer que el actual Ministro de Educación Nacional de facto logrará instaurar una gobernanza transparente en un sistema estatal gangrenado por la corrupción.

 

El cártel mafioso-político del PHTK ha promovido la consolidación de la mala gestión y la corrupción en la administración pública haitiana durante los últimos diez años. Esta corrupción también se da en el Ministerio de Educación, como atestigua el Sindicato del Personal del Ministerio de Educación Nacional y de la Formación Profesional (SPEMENFP): "En los últimos años, todos los ministros de Educación Nacional y de la Formación Profesional (MENFP) han practicado la corrupción. Así lo reveló el Sindicato del Ministerio de Educación Nacional y Formación Profesional (SPEMENFP) el jueves, durante una conferencia de prensa ofrecida para denunciar estas formas de prácticas deshonestas que paralizan el desarrollo del sistema educativo haitiano" (véase el artículo "La corrupción reina en el MENFP, denuncia el SPEMENFP", Fact Checking News (FCN), 19 de marzo de 2022). El personal sindicalizado del Ministerio de Educación Nacional es, sin duda, testigo de múltiples actos de corrupción y, al igual que los denunciantes, lo está dando a conocer públicamente, con el evidente riesgo de sufrir represalias políticas y de seguridad por parte del PHTK.

 

Por último, cabe recordar -en relación con la dimensión lingüística que se busca en vano en el PSUGO- que desde la cooficialidad del criollo y el francés en la Constitución de 1987, el sistema educativo haitiano sigue sin dotarse de una política lingüística educativa (véase, entre otros, el artículo "¿Necesita Haití un "Observatorio Nacional de la Educación" o una política lingüística educativa? ", por Robert Berrouët-Oriol, Le National, 4 de enero de 2022; véase también el artículo "La politique linguistique éducative doit être, en Haïti, au cœur de la refondation du système éducatif national", por Robert Berrouët-Oriol, Le National, 20 de septiembre de 2018). La inexistencia de una política de educación lingüística en Haití basada en la obligación de establecer los derechos lingüísticos de todos los hablantes se refiere a la perspectiva de establecer un estado de derecho en el país: todos los analistas sobre el terreno confirman que el PHTK no tiene ningún proyecto educativo particular para Haití, ni trabaja para establecer un estado de derecho en el país. Es en este contexto en el que hay que entender el verdadero papel del PSUGO, que en última instancia equivale a utilizar el sistema escolar haitiano y la instrumentalización de las necesidades de escolarización de los niños haitianos para reconfigurar y modelar un sistema que se nutre de los fondos del Estado en beneficio de los beneficiarios, los empresarios y los partidarios del neoduvalierista PHTK. 

 

Montreal, 23 de marzo de 2022

 

- Robert Berrouët-Oriol, Lingüista-terminólogo.

 

 

https://mail.alainet.org/es/node/215240
Donaciones
dossier-guerra.jpg
0001.jpg
alem554.jpg
alem553.jpg
photo_2021-05-17_11-30-23.jpg
portada552.jpg
dossier_poscovid_2.jpg
p-alai551.jpg
1
2
3
4
5
6
7
8
previous siguiente

Clasificado en

Suscribirse a America Latina en Movimiento - RSS